800 502 77 10 | 502 77 10

Una intervención tiene como objetivo mucho más que afrontar a una persona adicta con su problema, idealmente pretende hacerlo consiente de él y de que necesita ayuda que la familia y amigos además de los profesionales en el tratado de las adicciones pueden proporcionarle para su óptima recuperación.

Como familiar o ser querido del paciente el apoyo es necesario en cada paso después de la intervención, lo que es un proceso que puede ser agotador pero que es necesario para el paciente para que las buenas y positivas decisiones sean la forma de afrontar su nueva vida libre de adicciones.

La familia tras la intervención debe prepararse junto con psicólogos y expertos a los pasos que pueden existir en la recuperación y en cómo pueden afectarlos, porque si bien es cierto lo ideal es el recobrarse sin problemas, las recaídas, negaciones, comportamientos compulsivos, pensamientos negativos y demás derivaciones de la desintoxicación pueden ser grandes fuentes de desmotivación para la familia.

Qué pasa si la recuperación no se da

En el peor de los escenarios si en la intervención el adicto no reconoce ni quiere tratar su problema, en la familia o amigos miembros de la intervención existe la satisfacción de haber actuado, de haber tomado las acciones correctas.

No siempre una intervención es exitosa, pero conviene saber que el paso se tomó y que la acción hacia la recuperación podemos encaminarla, pero quien la debe tomar es la persona con problemas de adicción.

 

Solicita información

01 800 502 77 10

Desintoxicación, mitos y realidades

El proceso de recuperación contra las adicciones no es un camino fácil. Es necesario acudir a clínicas como Clínica Humanidad Limpia, donde personal altamente capacitado brinda asesoría y ayuda para superar cualquier tipo de adicción. Veamos algunos mitos y realidades...

Personalidades tóxicas. ¿Pueden llevarnos a la adicción?

  Ya sea en el trabajo o en la escuela, amigos e incluso familiares, estamos rodeados de gente tóxica; es decir de aquellas personas que nos hacen sentir mal sin razón alguna, como las personas celosas, las autoritarias, las pesimistas, las criticonas… en fin, ya...

Adicciones y personalidades tóxicas

Una persona tóxica es aquella que no ha madurado emocionalmente, por lo que sus frustraciones, egoísmo e inseguridad lo canaliza a otra persona que se encuentre cercana a ella, como un amigo, un familiar, un vecino. Todos conocemos personalidades tóxicas y sabemos que...