800 502 77 10 | 502 77 10

La depresión es una enfermedad mental. Es un trastorno del estado anímico en el cual los sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración interfieren con la vida diaria durante semanas o por más tiempo.

La depresión en los ancianos es un problema generalizado, pero no es una parte normal del envejecimiento. Con frecuencia, no se reconoce ni recibe tratamiento.

Causas

En los ancianos, los cambios en la vida pueden incrementar el riesgo de depresión o llevar a que la depresión existente empeore. Algunos de estos cambios son:

  • Mudanza del hogar, como por ejemplo a un centro de la tercera edad
  • Dolor o padecimiento crónico
  • Hijos que dejan el hogar
  • Cónyuge y amigos cercanos que mueren
  • Pérdida de la independencia (por ejemplo, problemas para cuidarse sin ayuda o movilizarse)

La depresión también puede estar relacionada con un padecimiento físico, como:

  • Trastornos tiroideos
  • Mal de Parkinson
  • Cardiopatía
  • Cáncer
  • Accidente cerebrovascular
  • Demencia (mal de Alzheimer)

El consumo excesivo de alcohol o de determinados medicamentos (como los somníferos) puede empeorar la depresión.

Síntomas

Muchos de los síntomas usuales de depresión se pueden ver. Sin embargo, la depresión en los ancianos puede ser difícil de detectar. Los síntomas comunes como fatiga, inapetencia y problemas para dormir también pueden ser parte del proceso de envejecimiento o de un padecimiento físico. Como resultado de esto, la depresión temprana puede ser ignorada o confundida con otras afecciones que son comunes en los ancianos.

Infórmate

Desintoxicación, mitos y realidades

El proceso de recuperación contra las adicciones no es un camino fácil. Es necesario acudir a clínicas como Clínica Humanidad Limpia, donde personal altamente capacitado brinda asesoría y ayuda para superar cualquier tipo de adicción. Veamos algunos mitos y realidades...

Personalidades tóxicas. ¿Pueden llevarnos a la adicción?

  Ya sea en el trabajo o en la escuela, amigos e incluso familiares, estamos rodeados de gente tóxica; es decir de aquellas personas que nos hacen sentir mal sin razón alguna, como las personas celosas, las autoritarias, las pesimistas, las criticonas… en fin, ya...

Adicciones y personalidades tóxicas

Una persona tóxica es aquella que no ha madurado emocionalmente, por lo que sus frustraciones, egoísmo e inseguridad lo canaliza a otra persona que se encuentre cercana a ella, como un amigo, un familiar, un vecino. Todos conocemos personalidades tóxicas y sabemos que...