01 800 502 77 10 | 998 241 7784

La tasa de recaída es sumamente alta y se presenta frecuentemente durante el primer año. Esta comienza antes de ingerir el tóxico y existen diferentes señales de aviso que indican el recomienzo del consumo. Existen diferentes factores inmediatos que favorecen la recaída, entre los cuales están: la presión de amigos bebedores, la existencia de conflictos, de estados psíquicos negativos y la propia dependencia fisiológica y psicológica al tóxico. Es importante considerar el estilo de vida del sujeto como un elemento que interactúa con los factores precipitantes señalados .

La recaída no ocurre en un vacío. Hay muchos factores que contribuyen a la misma, así como también existen evidencias o señales de advertencia que indican que un paciente puede estar en peligro de retornar al abuso de sustancia.

Existe una lista de síntomas de recaída, relatados por algunos miles de alcohólicos, observados antes del primer trago y que van de los más leves a los más perturbadores. Es probable que ninguna recaída presente todos los síntomas, pero es frecuente la presencia de muchos, en una sucesión de gravedad.

Fase 1 – Señales internas de aviso de recaída: dificultades para pensar, en lidiar con sentimientos y emociones, en enfrentar el estrés, en dormir tranquilamente, sentimientos de vergüenza, culpa, desesperanza, etc.

Fase 2 – Regreso a la negación. Los síntomas más comunes son: preocupación sobre el bienestar, negación de preocupación.

Fase 3 – Impedimentos y comportamientos defensivos. Los síntomas más comunes son: considerar que nunca más beberá, preocuparse por los demás en vez de por sí mismo, estar a la defensiva, tendencia a la soledad, impulsividad.

Fase 4 – Construyendo la crisis. Las señales de aviso más comunes que ocurren en este período son: visión de túnel, depresión secundaria (leve), dejar de planificar de forma constructiva, los planes comienzan a fallar.

Fase 5 – Inmovilización. Los síntomas más comunes son: devaneos e ilusiones, sentimientos de que nada puede ser solucionado, deseo inmaduro de ser feliz. .

Fase 6 – Confusión y super – reacción. Las señales de aviso más comunes son: período de confusión, irritación con los amigos.

Fase 7 – Depresión. Las señales más comunes son: hábitos alimentarios irregulares, falta de iniciativa, sueño irregular, pérdida de la rutina diaria, período de profunda depresión.

Fase 8 – Pérdida del control del comportamiento. Las señales de aviso más comunes en esta fase son: participación irregular en las reuniones de tratamiento y en Alcohólicos Anónimos, desarrollo de una actitud de no tener nada que ver con la situación, rechazo abierto a la ayuda, falta de satisfacción con la vida, sentimientos de impotencia, etc.

Fase 9 – Reconocimiento de pérdida del control. Las señales son: autocompasión, pensamientos de beber socialmente, mentiras conscientes, pérdida completa de la autoconfianza.

Fase 10 – Reducción de opciones. Las señales de aviso más comunes son: resentimientos insensatos, marcada soledad, frustración, ira y tensión, pérdida del control del comportamiento.

Fase 11 – Vuelta al uso de la sustancia o colapso físico y emocional, vergüenza y culpa, pérdida del control, problemas en la vida y de salud.

La recaída debe ser considerada como un estado de transición, que puede o no ser seguido de una mejoría. La recaída es parte del proceso de cambio, y muchas veces, ésta es hasta esencial para que la persona pueda aprender con la experiencia y recomenzar de una forma más consciente.

Solicita información

01 800 502 77 10