01 800 502 77 10 | 502 77 10

La dependencia alcohólica, también conocida como alcoholismo, es un problema crónico (de larga evolución) y grave con la forma de beber. La dependencia alcohólica ocurre cuando la persona consume mucho alcohol y frecuentemente lo hace por largos periodos. El alcohol está hecho de un químico llamado etanol, el cual puede provenir de granos o frutas, como la uva. Este se encuentra en la cerveza, en el vino, el licor como el vodka o el whisky, o en otras bebidas para adultos. Tiene un efecto depresivo el cual disminuye la actividad cerebral. En la dependencia alcohólica usted tendrá ansiedad por el consumo de bebidas alcohólicas, dificultándole realizar sus actividades diarias. La dependencia alcohólica le puede causar problemas para pensar claramente, para concentrarse y para controlar sus acciones. Esto ocurre con mayor frecuencia entre los 20 a los 35 años de edad.
El síndrome de abstinencia ocurre cuando la persona deja de tomar o bebe menos mientras tiene dependencia del alcohol. Los síntomas se presentan mientras su cuerpo intenta acostumbrarse a dicho cambio. El síndrome de abstinencia puede tornarse peligroso y poner en riesgo la vida. El diagnosticar y tratar la dependencia alcohólica tan pronto como sea posible podrá mejorar su calidad de vida. ¿Qué ocasiona la dependencia y el síndrome de abstinencia alcohólica? La dependencia alcohólica puede iniciar en una etapa temprana como la adolescencia y permanecer hasta la edad adulta. La causa exacta de la dependencia alcohólica no se conoce. La persona puede volverse dependiente del alcohol después de cursar estrés físico o emocional, como la pérdida de un ser amado. También puede consumir alcohol para tratar de aliviar su ansiedad, depresión (tristeza profunda), soledad o tensión. Las siguientes son otras posibles causas y condiciones que pueden incrementar su posibilidad de padecer dependencia del alcohol: •Edad: El consumir alcohol a temprana edad. •Historia familiar: Tener algún familiar cercano con problemas de alcoholismo. •Genética: La constitución de sus genes. Un gen es una pequeña porción de información que le indica a su cuerpo que hacer o que fabricar. •Sexo: Los hombres son más propensos a volverse dependientes del alcohol que las mujeres. •Otras enfermedades: El tener otros padecimientos mentales o problemas de personalidad, como la conducta antisocial o la depresión. •Abuso de otras substancias: El consumo intenso de cigarrillos u otras drogas ilegales, como la cocaína, la heroína y la marihuana. El síndrome de abstinencia puede ser causado por cambios químicos en su cuerpo y en su cerebro. Cuando la persona bebe alcohol en gran cantidad y frecuencia, su cerebro está siempre expuesto a los efectos del alcohol. Esto hace que su cerebro se ajuste y se adapte a sus hábitos de consumo mediante la producción de ciertos químicos en mayores cantidades a las habituales. Esto ocasiona que su cerebro se encuentre sobreestimulado e hiperactivo. Si se detiene súbitamente el consumo de alcohol, el cerebro permanece hiperactivo y aparecen entonces los signos y síntomas del síndrome de abstinencia. Las siguientes condiciones pueden incrementar sus posibilidades de padecer el síndrome de abstinencia: •El beber mayores niveles de alcohol cada día, como en el caso de una cerveza o más de medio litro de vino. •El consumo intenso de alcohol por algún periodo, como el beber por más de cinco años. •Antecedentes de síndrome de abstinencia. •Una pobre nutrición o condición física, o una función del hígado disminuida. •El uso de ciertos medicamentos o drogas al mismo tiempo, como los sedantes, la cocaína o los narcóticos. ¿Cuáles son los signos y síntomas de la dependencia alcohólica y el síndrome de abstinencia? La dependencia alcohólica incluye algunos de los siguientes signos o síntomas:

  • Continuar consumiendo alcohol aun cuando sabe de sus efectos dañinos. La persona continúa bebiendo aun cuando sabe que esto incrementa sus posibilidades de tener problemas de salud. Dichos problemas de salud pueden incluir problemas en el hígado, úlceras estomacales, hipertensión (presión arterial alta) o apoplejía.
  • Desarrollo de tolerancia al alcohol. La tolerancia significa que la cantidad de alcohol que la persona generalmente consume no causa los efectos depresivos que podría desear. Puede necesitar consumir aún más alcohol para obtener sus efectos previos.
  • Esfuerzo y tiempo extra en actividades que le permitan beber. La persona puede acudir con frecuencia a eventos o actividades que incluirán el consumo de alcohol. Podrá también pasar mucho de su tiempo consumiendo alcohol o con personas que también beben.
  • Tener síntomas de abstinencia (físicos o mentales) después de no beber por un corto periodo, podrá necesitar la misma cantidad de alcohol para aliviar o evitar los síntomas de la abstinencia. La persona podrá también necesitar consumir alcohol para detener el temblor o para curar la resaca.
  • Ansiedad aumentada por el alcohol. Puede haber un deseo por beber con mayor frecuencia y mayores cantidades de alcohol.
  • Problemas para disminuir o controlar el uso de alcohol. El no ser capaz de controlar sus hábitos de bebida o el volver a retomar la bebida después de haberla dejado.
  • Pasar menos tiempo realizando cosas más importantes. La persona tiene problemas con sus actividades sociales o diarias en la escuela, el trabajo o en la casa.

El síndrome de abstinencia alcohólica puede incluir algunos de los siguientes signos y síntomas: Síntomas menores: Estos habitualmente inician de 5 a 8 horas después de su última ingesta de alcohol. La persona puede sentirse ansioso, agitado, cansado, nervioso, tembloroso o tambaleante. También podrá tener problemas para dormir, sudoración excesiva, pulso acelerado o disminución del apetito. Síntomas mayores: De 24 a 72 horas después de su última ingesta de alcohol, empeoran sus síntomas menores de abstinencia. La persona puede sentirse confuso o más cansado, agitado, tembloroso o tambaleante. Podrá tener también movimientos oculares rápidos frecuentemente, sudoración fría excesiva, náusea o vómito. Otros síntomas pueden incluir pulso acelerado, hipertensión arterial, problemas para pensar claramente o convulsiones. Puede empezar a alucinar (ver o escuchar cosas que no existen). Delirium tremens: El delirium tremens puede ocurrir de 72 a 96 horas después de su última ingesta de alcohol. L apersona podrá tener fiebre, presión arterial muy alta o pulso acelerado. También  sudor en exceso, delirar (maniaca o histéricamente) o a temblar de manera grave. Pueden ocurrir convulsiones, ataques cardiacos, problemas para respirar o apoplejía. ¿Cómo se trata la dependencia alcohólica y el síndrome de abstinencia? 
El tratamiento se enfoca en ayudarle a aprender cómo controlar su problema de alcoholismo. Los médicos también trabajarán con su familia, amigos, compañeros de clase o de trabajo. Esto ayudará a enseñarles cómo lidiar con su problema de dependencia de alcohol. La persona puede necesitar algo de lo siguiente:

  • •Detoxificación o desintoxicación: Su médico podrá necesitar ponerlo en algún programa de detoxificación o desintoxicación. Esto se realiza para eliminar los residuos tóxicos de alcohol presentes en su cuerpo. Durante la detoxificación, se le darán medicamentos para ayudar a prevenir los síntomas de la abstinencia cuando deje de consumir alcohol. Conforme mejore, su médico podrá cambiar lentamente la cantidad de medicamentos detoxificadores que se le administren e invitarlo a la terapia psicológica:
  • Terapia cognitiva-conductual: junto con su terapeuta, la persona aprenderá como controlar sus acciones y a mejorar su comportamiento. Esto se realiza a través de enseñarle cómo comportarse a partir de observar el resultado de sus acciones. También podrá necesitar saber cómo lidiar con las situaciones que lo hacen depender del alcohol.
  • Terapia motivacional: La terapia motivacional se utiliza para motivarlo a detener el uso de alcohol. Un terapeuta lo motivará y le ayudará a alcanzar sus metas de manera que pueda cambiar sus conductas de comportamiento. Con la realización de dichos cambios la persona podrá detener su dependencia del alcohol y tener un mejor estilo de vida.

Infórmate

Alcoholismo en mujeres

La noticia es mala: las mujeres mexicanas sufren cada vez más de problemas relacionados con el alcoholismo. Solteras, casadas o madres de familia…la vida estresante que vivimos hoy en día provoca que muchas mujeres se sientan profundamente insatisfechas e infelices....

¿Sufres de despersonalización e irrealidad?

En esta ocasión compartiremos sobre un punto importante para lidiar con la despersonalización e irrealidad, cómo dejar de separarte de la realidad, el cual es, generarte un ambiente interno y externo seguros, armoniosos y lo más pacíficos posible. Estas estrategias de...

Evita la adicción a la tecnología con estos consejos

Estas son algunas prácticas que podrán ayudar a evitar la tecnoadicción en niños, jóvenes y también en adultos. – No dormir con el teléfono al lado: Tendemos a revisar constantemente nuestro dispositivo móvil revisando alguna actualización de estado o creando nuevos...