01 800 502 77 10 | 502 77 10

La metacualona es un medicamento sedante-hipnótico similar en sus efectos a un barbitúrico, un depresivo general del sistema nervioso central. Su uso extensivo ocurrió durante la década de 1960 y 1970 como un hipnótico, para el tratamiento delinsomnio, y como sedante y relajante muscular. También ha sido usada ilegalmente como droga recreativa, comúnmente conocida como Quaaludes (pronunciado /ˈkweɪluːdz/, Sopors, Ludes o Mandrax (principalmente en la década de los 1970 en Norteamérica/Canadá) dependiendo del fabricante. Desde su introducción alrededor de 2001, está siendo usado masivamente en Sudáfrica, donde comúnmente se le llama “smarties” o “geluk-tablette”. La Metacualona producida clandestinamente sigue siendo incautada por agencias gubernamentales y de policía por todo el mundo.

La metacualona fue sintetizada por primera vez en la India en 1951 por Indra Kishore Kacker y Syed Hussain Zaheer, y fue introducida rápidamente por consumidores japoneses y europeos como un sustituto seguro de barbitúricos. Hacia 1965 se convirtió en el sendante más prescrito en Gran Bretaña, donde era vendido legalmente bajo los nombres de Malsed, Malsedin, y Renoval. En 1965 una combinación Metacualone/antihistamínicos fue vendida como la droga sedante Mandrax, por Roussel Laboratories (ahora parte del grupo Sanofi-Aventis). Casi al mismo tiempo, empezó a ser popular como droga recreativa (llamada “mandies” o “mandrake” o “mandrix”). En 1972 se convirtió en el sexto sedante más vendido en los Estados Unidos, donde era legal bajo el nombre de Quaalude; por aquel tiempo “luding out” era un pasatiempo popular de los universitarios. Este tiene un efecto similar a una intoxicación alcohólica sin recordar los acontecimientos acaecidos.

Efectos

Los efectos de la metacualona pueden incluir euforia, somnolencia, reducción la frecuencia cardíaca, disminución de la respiración, aumento de la excitación sexual (afrodisíaco), y parestesia (adormecimiento de los dedos y dedos de los pies). En dosis más grandes puede provocar depresión respiratoria, trastornos del habla, dolor de cabeza, y fotofobia (excesiva sensibilidad a la luz).

Una sobredosis puede provocar delirium, convulsiónes hipertonia, hiperreflexia, vómitos, insuficiencia renal, coma, y muerte a través de paro cardiaco o paro respiratorio. Se asemeja a la intoxicación por barbitúricos, pero con dificultades motoras mayores y una menor incidencia de la depresión cardiaca o respiratoria. La toxicidad es tratada con diazepam y, a veces, con otros anticonvulsivos.

CLÍNICA HUMANIDAD LIMPIA: Centro de Rehabilitación para la Cura de Adicciones como: Drogadicción, Alcoholismo, Anorexia y Bulimia; en Puebla.

 

 

 

Infórmate

Consumismo, cuando el gusto por las cosas se vuelve una adicción

Las compras se han convertido en actividades de recreación comunes en este siglo, y es que lugares como malls, supermercados y mega tiendas favorecen el tornar algo que en otros tiempos se llevaba a cabo como una necesidad en algo que nos divierte y entretiene. Cuando...

Adolescentes con depresión

Según la OMS, “la depresión es el resultado de interacciones complejas entre factores sociales, psicológicos y biológicos”. A veces, la depresión viene de familia. Eso indica que puede haber algún elemento genético que afecte el equilibrio químico del cerebro. Otros...

Sexting in Suburbia

  Una película que toca un tema actual Sexting in Suburbia es una película de tremenda actualidad que trata la problemática del sexting y del ciberbullying. Muestra el drama del uso inadecuado de los dispositivos móviles, en concreto del ciberbullying y del...