01 800 502 77 10 | 502 77 10

¿Qué es y por qué puede ser una adicción?

La sociedad nos rodea de sexo, sexualidad y estímulos eróticos de diferentes grados en publicidad, cine, series, noticias, etc. Además en la web ¡es de lo más sencillo encontrar contenido para adultos!, tanto que incluso los chicos llegan a él. Esto no es un problema si no nos afecta desmedidamente, pero cuando lo consumimos en exceso…claro que se torna una adicción.

La Hipersexualidad es un problema de adicción donde el individuo se hace dependiente a un constante estímulo sexual, mismo que satisfacen por medio de la autoestimulación o por medio de encuentros sexuales desmedidos.

Sobre hipersexualidad y pornografía

Se relacionan los estímulos sexuales con los visuales, o es decir, es común en un individuo hipersexual el presentar una adicción a la pornografía. ¿La pornografía es la culpable?, no, pues la mayoría de las personas la consumen moderadamente, pero cuando este consumo es excesivo desata conductas compulsivas hipersexuales.

 

 

Esta adicción se presenta junto a sentimientos de culpa en ocasiones y esto se debe a que muchos de los individuos que la padecen comparten el haber sido reprimidos sexualmente en su juventud.

 

Qué tipo de problemas trae esta adicción

¡Mucho sexo! ¡eso suena genial! Podríamos pensar, pero la realidad es que la hipersexualidad acarea en los enfermos conductas no de placer y deleite, sino las típicas de dependencia trastornando su vida por la necesidad de constante estímulo erótico, llevándolos en su hambre de placer a prácticas sexuales sin límites, peligrosas o no consensuadas.

Las películas Shame y Thanks for sharing, son ilustrativas de este padecimiento y de los estragos para combatir y sobrevivir a la adicción al sexo como enfermedad.

Finalmente, como cualquier otra adicción la vida personal y social del enfermo se ve afectada, por lo que es importante acudir a un profesional que le ayude con su problema.

 

 

Solicita información

01 800 502 77 10