01 800 502 77 10 | 502 77 10

Estas son algunas prácticas que podrán ayudar a evitar la tecnoadicción en niños, jóvenes y también en adultos.

No dormir con el teléfono al lado: Tendemos a revisar constantemente nuestro dispositivo móvil revisando alguna actualización de estado o creando nuevos contenidos para nuestras cuentas sociales. Evitá excederte en tiempo, que no consuma parte de tus horas de descanso.

Crear un cronograma de actividades: Es necesario establecer un cronograma de actividades, por ejemplo. Horas de clase, de almuerzo, descanso, juegos, investigación, deportes, labores de la casa, etc. Te ayudará a no pasarte con las horas frente de la computadora o alguna consola de juego.

Activar el plan de datos o wifi: Es importante estar desconectados durante ciertos periodos. Los Smartphone nos permiten estar conectados con todos a través de las redes sociales, constantes notificaciones podrían llevarte a estar más pendiente de tu dispositivo que cualquier otra actividad mucho más importante.

Prestá atención a quien se encuentre a tu lado: En una reunión de amigos o reunión familiar, durante el almuerzo o salidas entre compañeros, es común ver a más de uno revisando su dispositivo móvil durante una conversación sin prestar mucha importancia a la persona que se encuentra a su lado. Aprovechá la compañía de tus seres queridos.

No seas un comprador o consumidor compulsivo: En internet encontrarás muchas ofertas, tendencias, nuevas consolas de juego, cupones para juegos en Red, la última versión del Smartphone que estás usando. Antes de darte el lujo de comprar pregúntate ¿Es realmente necesario? ¿El dinero que usaré no necesito destinarlo para otros gastos?

Si te afecta, no está de más solicitar ayuda: En algunos casos, la dependencia crea tolerancia, modifica el humor y crea conflictos. ¿No puedes vivir sin un solo día sin estar actualizando tu muro en Facebook o pasarte algunas horas jugando videojuegos? Existen especialistas que pueden ayudarte a evitar esta dependencia, no dudes en hacer consultas.

Responde estas preguntas: ¿Cuánto tiempo le dedico a la TV, computadora, teléfono celular o video juego?, Internet. ¿Es una herramienta de interacción y diversión simplemente?, ¿Intenté pasar todo un fin de semana sin Internet o teléfono celular?, ¿Prefiero enviar un mensaje de texto a mantener una conversación física?, ¿Estoy constantemente pendiente de las Redes Sociales?, ¿Prefiero la diversión que ofrece Internet antes que otras actividades recreativas?